En lingüística moderna, un acrónimo (del griego ἄκρος ―transliterado como akros― ‘extremo’, y ὄνομα ―trasliterada como ónoma― ‘nombre’) puede ser una sigla que se pronuncia como una palabra ―y que por el uso acaba por incorporarse al léxico habitual en la mayoría de casos,[1]​ como láser (Light Amplification by Stimulated Emission of Radiation) o radar (radio detection and ranging)― o también puede ser un vocablo formado al unir parte de dos palabras. Este último tipo de acrónimos funden dos elementos léxicos tomando, casi siempre, del primer elemento el inicio y del segundo el final, como bit (Binary digit) o transistor (Transfer resistor).

El significado de un acrónimo es la suma de los significados de las palabras que lo generan. Por ejemplo, el término telemática procede de telecomunicación e informática, que a su vez es acrónimo de información y automática.

Lo contrario de un acrónimo sería un retroacrónimo esto es un tipo de acrónimo que empieza siendo una palabra de uso común y, que después, acaba siendo interpretada como un acrónimo o unas siglas. Por ejemplo, el nombre del proyecto socioeducativo uruguayo Plan Ceibal (un ceibal es un lugar plantado de ceibos, la flor nacional de Argentina y de Uruguay) es un retroacrónimo que significa "Plan de Conectividad Educativa de Informática Básica para el Aprendizaje en Línea".[2]​ Varias leyes estadounidenses son retroacrónimos, como la ley USA PATRIOT y la PROTECT IP Act.

Características

Los acrónimos pueden componer dos sustantivos: motel, del inglés motor-hotel; de un adjetivo y un sustantivo: docudrama, de documental dramático; o de dos adjetivos: spanglish, de spanish e english.

Los acrónimos siempre se escriben y pronuncian como una palabra normal, y su género es el del elemento principal.

En el español, el proceso de acronimia no es muy habitual, pero sí antiguo. Un ejemplo de esto fue el cambio en el siglo XV de la forma de respeto vos por vuestra merced, que dio origen al acrónimo usted.[3]

A veces, el acrónimo genera confusión en su significado porque usa partes de términos que ya se usaban independientemente como raíces cultas; por ejemplo eurocracia, que significa ‘burocracia europea’ y no ‘poder europeo’, como en los términos con -cracia (‘poder’); por ejemplo: autocracia (‘poder de uno’) o democracia (‘poder del pueblo’).

Ejemplos

  • Acrónimos conformados a partir de las sílabas iniciales de varias palabras:
    • Frente Polisario, de Frente Popular de Liberación de Saguía el Hamra y Río de Oro.
    • estraperlo, de Strauss, Perel y Lowann.
    • Unasur, Unión de Naciones Suramericanas.[4]
  • Acrónimos que fusionan o combinan dos palabras:
    • emoticono, emotícono o emoticón, del inglés emoticon = emotion + icon, ‘emoción’ e ‘icono’. Traducción incompleta de otro acrónimo inglés.
  • En inglés se llama portmanteau al acrónimo que se forma por contracción del principio de una palabra y el final de otra, omitiendo las sílabas intermedias:
Original: Original:

https://es.wikipedia.org/wiki/Acrónimo